sábado, 23 de agosto de 2014

El autobús perdido

Pocas veces sucede: completar la lectura de un libro y sujetarlo firme entre las manos, sabiendo que no fue uno más, darle suaves caricias a la tapa, mientras los ojos, evocadores, miran el paisaje que fluye al otro lado de la ventanilla del tren.

John Steinbeck (1902-1968). El autobús perdido. Lo primero que leo del autor estadounidense. Llegó a mí luego de aquella entrega contrariada en González Catán. Y valió la pena. Claro que valió la pena.

Dejo el texto de contratapa:

El accidentado viaje de un autobús rural entre las poblaciones de Rebel Corners y San Juan de la Cruz, en California, al término de la Segunda Guerra Mundial, se convierte en un magistral retrato de personajes y en un acerado estudio sobre los problemas centrales de todos los hombres en todas las épocas: la familia, el sexo, el amor, las ambiciones, las frustraciones y los anhelos. Lejos del sentimentalismo y la autocomplacencia, es un viaje interior hacia el corazón de unos viajeros perdidos en la decepción del sueño americano.

sábado, 26 de julio de 2014

Toba y los colores (¡libro para bebés!)

Esta vez Toba cuenta para los más chiquitos. En palabras sencillas y rimadas habla sobre su encuentro con un sapo, nombrando los colores que despiertan alrededor.

Los dibujos de Lucila Cardozo, estampados sobre tela suave y mullida, le dan vida a la historia. Todo esto bajo la confección de Lucerito Juguetes Blandos, especialista en didácticos para bebés.

Ojalá guste, murmura Toba, mientras cruza los dedos de sus dos patas delanteras.

sábado, 19 de julio de 2014

Encuentros (XIII)

Cosas que pasan en la calle, en relación a los libros.

XIII

Sábado por la mañana. Voy a González Catán a entregar unos libros. Librería chiquita, o mediana, de barrio. Venden los míos desde fines del año pasado.

Dos horas de viaje. Tren, colectivo, colectivo. Llego. No me pudieron avisar porque perdieron mi número de teléfono. No tienen la plata.

No importa: les propongo un canje. Eligen quedarse con diez ejemplares de distintos títulos. Yo me llevo el equivalente, entre autores que conozco y autores que me recomiendan. Me regalan algunos más.

Emprendo contento el camino de vuelta. Brilla el sol tibio de mediodía.

miércoles, 9 de julio de 2014

Secundaria Nro. 10



Primera experiencia para mí en un colegio secundario. Organizada en la biblioteca de la Escuela Nro. 10 “Martín Fierro” de Loma Hermosa. La invitación me llegó a través de la Oficina de Letras de Tres de Febrero.

Fue una entrevista abierta donde los alumnos concurrentes (dos o tres por cada curso) tuvieron la posibilidad de preguntar cuanto quisieron. Participaron también algunas madres, además de directivos y profesores.

Luego leí unos cuantos poemas de los libros Soy Culpable y Maldita Conciencia. Creo que estuvo bien, quedaron contentos.

Lo importante: despertar curiosidad en los chicos, alentarlos a que sigan su vocación, y darles la certeza de que si bien las cosas no suelen ser fáciles, tampoco resultan imposibles. Todo es cuestión de trabajo.

sábado, 14 de junio de 2014

El diario de Fuz (¡nuevo libro infantil!)

Las cosas no podían quedar así. Toba llevaba publicados dos libros: El diario de Toba y Los cuentos de Toba. Pero eso no era lo peor. Andaba por la casa dándose aires de importante, y Fuz no lo iba a permitir, había que poner a ese perro en su lugar.

Y así lo hizo. Un día empezó a escribir como quien no quiere la cosa, sin decir nada. Lo veías escondido en un rincón, libreta en pata y lápiz en otra, rumiando su versión de los hechos.

Y tanto escribió que terminó por completar un libro: “El diario de Fuz”. Los dibujos para pintar son de Lucila Cardozo, como siempre, y el auspicio, de la Oficina Municipal de Letras de Tres de Febrero.

Habrá que leerlo para saber qué dice.

“Fuimos nosotros los que le hicimos un lugarcito en la casa nueva, cuando lo vimos asomarse, con cara de pobre perro, por la pared del vecino.”

Fuz decide tomar la pluma para contar la historia de la familia. No sin orgullo, habla de las cosas que le parecen justas y también de las que no.